sábado, 30 de octubre de 2010

Calaveras de Primer Grado

Por: Ale Lebrija Nuñez

Era se una vez en una cocina lejana
que una mama cantaba
pero llego la muerte

y su canto interrumpió.
Ella dijo: tu hora a llegado, conmigo te vas.
Respondió: claro, pero te invito a cenar.
Así que unos braunis le hizo probar.
La muerte estaba tan distraída
con la delicia que le hizo probar
que la mama se pudo escapar.


Por: Mónica Martínez Flores

Estaba mi hermana quitándome el lunch,
cuando vino la calaca y le grito:
¡hay que fea! Se asusto,
tanto que tiro el lunch

a la otra esquina y corrió y corrió
que un jeta la atropelló.

En el hospital vino la muerte y la golpeó,
tan fuerte que la lastimó,
al despertar la muerte la castigó,
le grito tan fuerte que la irrito.

Ese día no murió,
pero su castigo lo cumplió.
al día siguiente se cayó,
y en el hospital el doctor le determinó
una opinión, y después se alivio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario